Noticias

0006 0005 0004 0003 0002 0001
Copyright Tope Ganso. All Rights Reserved

Una universidad de USA defiende el uso de perros terapéuticos en la Unidad de Cuidados intensivos

Introducir perros adiestrados con fines terapéuticos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales puede aliviar el daño físico y emocional de los pacientes humanos de una manera sustancial y segura, afirmaron especialistas médicos de la Universidad Johns Hopkins.

Los especialistas consideran que a los pacientes de la UCI habría que "darles menos medicamentos y confiar más en las intervenciones no farmacológicas, como la musicoterapia, la terapia de relajación y la terapia asistida por animales".
Los respiradores, los tubos, catéteres y otros dispositivos tecnológicos que suelen colocarse a los ingresados en la UCI les "deshumanizan" y "desmoralizan", y a eso se añade que suelen estar sedados y postrados en cama, lo que les puede provocar debilidad muscular, confusión mental, depresión, ansiedad y estrés postraumático.
Los perros aportan optimismo y una visión vital que estimula el sistema inmunologico y alegra el espiritu del paciente y resta frialdad a su estancia en el hospital.

Los pacientes de la UCI que recibieron visitas de estos perros en 2017 tenían edades entre los 20 y los 80 años y diferentes diagnósticos.
Cada uno de estos pacientes recibió al menos una visita de 20 a 30 minutos durante su estancia en la unidad. "Los datos muestran desde una perspectiva psicológica que los perros pueden ayudar a los pacientes, dándoles un motivo para estar más activos", dijo Megan Hosey, profesora adjunta de rehabilitación y medicina física.
Los procesos de curación no deben basarse solo en tecnologias médicas y farmaceúticas ya que gran parte del proceso de sanación es producido por el propio paciente y su capacidad de autoregenerar su organismo. Este proceso esta estimulado por mecanismos psicosomáticos que se deben estimular con terapias alternativas.